Archivo de la categoría: Música

Local Natives: criaturas musicales.

localnativews_700x300

“Somos criaturas musicales de forma innata desde lo más profundo de nuestra naturaleza”.-Stefan Koelsch

El pasado 16 de noviembre, el grupo californiano Local Natives llegó a Madrid para dar un concierto en la sala Joy Eslava. Un espacio perfecto para acoger a una de las bandas más impresionantes del panorama internacional. Tras muchos meses de gira europea y un éxito mundial, Madrid era una de sus últimas paradas antes de volver a casa.

Tocaron canciones tanto de su primer álbum Gorilla Manor como Airplanes en la que la energía subió a la escala de euforia y decenas de brazos se alzaban hacia el cielo. Una armonía vocal a cuatro voces que no podía más que convertir la piel en una especie de lago colmado de mini-icebergs. Y si su primer trabajo tiene grandes temas como este, su segundo disco Hummingbird es de una calidad artística que deja sin palabras. ¿Pero y para qué las necesitamos? Canciones como You & I, Colombia o Mt Washintong nos adentran en un universo onírico y envolvente gracias a la calidad instrumental y vocal. Teclados, guitarras, sintetizadores, percusiones y sobre todo unas voces con una potencia que nos hacen olvidarnos de la letra.

Sentimos tristeza, nostalgia, alegría, nos reímos, irrumpen recuerdos, en definitiva, nos emocionamos. Nos hemos convertido nosotros también en criaturas musicales. Centenares de seres humanos unidos por el lenguaje de la música.

Local_Natives-_Bryan_Sheffield1

Estudios, como el del músico y neurólogo alemán Stefan Koelsch, afirman que el lenguaje de la música es universal, como lo es el reconocimiento de las expresiones humanas. Tras haber realizado un experimento en Camerún en el cual hacían escuchar música occidental a tribus de la zona, se dieron cuenta de que eran capaces de entender las emociones de dichas canciones. Esto se produce gracias a que las neuronas encargadas de recuperar nuestros recuerdos, son las que a la vez nos hacen emocionarnos. Es muy poético pensar que cuando lloramos con una canción, es porque un grupo de neuronas se está esforzando en rescatar aquellos recuerdos olvidados.

Disfrutar de un concierto nos induce a un estado de ánimo. La música tiene esa capacidad de ayudarnos a cambiar nuestro estado de ánimo, si lo deseamos. La capacidad de introducirnos en una experiencia mágica y única que sólo se vivirá en ese preciso instante. La música nos conecta con el presente absoluto, con el aquí y el ahora. Nos relajamos y olvidamos todo lo que pasa fuera. 

Existen bandas y artistas que consiguen llegar de manera tan brutal, como Bon Iver, Balmorhea o City & Colour, por nombrar algunas, que con sus melodías dramáticas y perfectas, seducen a miles de personas sedientas de emoción. Y es que la música desde siempre ha sido más que necesaria para la supervivencia del hombre, porque cura nuestras heridas, como criaturas musicales que somos.

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Premios de la Música Independiente: un grito a la resistencia.

IMG_1468

Ayer se celebró en el Teatro Nuevo Alcalá la 5º edición de los Premios de la Música Independiente (PIM), siendo el verbo “resistir” el protagonista de la noche. Con la victoria de Xoel López, como Mejor Músico Independiente, Niños Mutantes como Mejor Álbum del Año y La Habitación Roja por Mejor Canción del Año, fue un darse de cuenta de cómo está la situación hoy en día. Bandas que llevan muchos años presentes en la escena nacional, trabajando, luchando por no parar de publicar, hace que estos premios sean casi al reconocimiento por la resistencia de los músicos.

Leo Bassi, quien condujo durante las tres horas la ceremonia de la entrega de premios provocó más de una carcajada con su particular humor. Tan provocador como en sus espectáculos hizo temblar a más de un invitado haciendo creer que iba a recibir en plena cara un plato lleno de espuma de afeitar o rociándose de gasolina y simulando que se prendía fuego. No era fácil, con más de 30 premios que entregar,  llevar con ligereza toda la gala, pero Leo Bassi, siendo un maestro del clown, compartió con todos los asistentes, sus memorias, sus años de circo con sus padres y su primera experiencia con la música, cuando coincidió en Alemania con unos desconocidos Ten years after, allá por los años 60.

Pudimos disfrutar de las actuaciones en directo de los euskaldunes Betagarri, del rapero Porta, que ganó por la categoría de músicas urbanas, de la curiosa Lorena y su Banda Municipal, de la magia y maestría de Xoel López, y del rock de Havalina.

La subida del IVA, la clase política, la falta de ayudas a la cultura, la reivindicación de más apoyo a los artistas jóvenes por parte de las discográficas y la confianza del público depositada en los artistas fueron los temas recurrentes a la hora de la entrega de los premios.

Una ceremonia como hemos dicho, un poco nostálgica, y quizás un tanto desesperanzadora para jóvenes que a pasear de su talento y ganas no se atreven a adentrarse en un mundo que a pesar de la resistencia de grandes titanes, se mantienen sobre la cuerda floja. ¿Pero quién dijo miedo? Una pasión llega a convertirse en un modo de vida y quizás con el deseo de hacer buena música, la lucha merezca la pena.

Etiquetado , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: