El Burlador de Sevilla: I Know You Love To Fall.

1

Siempre llego tarde. Cada vez que tengo que seguir el ritmo colectivo, me convierto en líquido y me derramo por todas partes. Mi tempo es otro. Es probable que respire una música más pausada cuando una huella turba mi piel.

Verbos, emociones, sensaciones, experiencias, todo aquello que me ayuda a sobrevivir, “eso” que me quita la angustia de existir. Por eso antes de que sigas leyendo, quiero aclararte que si buscas una crítica o una reseña sobre la adaptación del Burlador de Sevilla de Darío Facal para el Teatro Español, es mejor que abras una nueva ventana. En esto de lo virtual, todo es más sencillo, abres una ventana y escapas a otro lugar.

Lo que viene a continuación es mi vivencia personal. La explosión que me llenó el pecho y por la que fui incapaz de volver a mi casilla durante un largo tiempo.

Yo viví “El Burlador de Sevilla”. Fue el 30 de septiembre. Escribo estas líneas el 28 de octubre…

Suena “I Know You Love To Fall” de Message To Bears. A todos nos gusta caer en ese abismo. Un abismo de vida y muerte. De luz y sombras. A todas nos arde el pecho cuando se cruza un Don Juan en nuestra vida… “Mal haya la mujer que hombres fía”… Pero caemos, y caemos y seguimos cayendo. Buscamos y seguimos buscando al héroe, amando y abrazando lo inevitable.

En este Burlador de Darío Facal, no esperes mantener la compostura, ni confiar en tu fuerza. Este Burlador te va a zarandear, aturdir, desorientar, desquiciar y confundir casi hasta el desmayo. Pero a este Burlador lo vas a amar y a adorar aunque tus dientes aprieten tanto tu lengua que percibas un ligero sabor a sangre.

Este Don Juan no es el tierno de Lord Byron, ni el intelectual de Moliére, este Don Juan es el hombre del que te volviste una vez, y por siempre loca. Es el golpe en el pecho, el ahogo en la garganta, el grito en silencio y el calor entre las piernas.

El mito que evocamos, el mito en el que proyectamos aquel amor perturbador, tiene el don de devolvernos el olor a verano. Su ausencia crea el deseo y convierte la materia de la vida en algo denso.

burladorsevilla35347

Durante hora y media viví como no me atrevo a vivir. Sentí a través del otro que sí arriesgaba. Aquella zona abandonada de mi criatura despertó y a través de la plasticidad, la sangre, el olor, la atmósfera, la muerte, la carne, el erotismo, el sudor, la boca y las entrañas de otros pude sentir el miedo, la magia, la valentía, los anhelos, la revolución, la verdad.

Una verdad que desnuda y evidencia. No hay escapatoria. Solo queda mirar al cielo y pedir “Que en el mundo haya justicia. Que su castigo no tarde.”

Tal vez haya escrito esto justo en el momento que necesitas. Sal, corre, llora, grita, y sobre todo ama. Ama con dolor y sin el. Don Juan te espera para llevarte. Y él seguramente no llegue tarde.

En el Teatro Español hasta el 29 de noviembre. Gracias a todo el equipo artístico y técnico por tan bello trabajo.

burlador_grupo

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: